Santísimo Decenario de la Pasión: Un poderoso rezo para liberar almas del Purgatorio

Oración inicial

Abre, Señor, nuestros labios, alimenta nuestros corazones y limpia los impuros pensamientos. Ilustra nuestro entendimiento e inflama nuestra voluntad para meditar con todo nuestro corazón los pasos de tu sagrada pasión y muerte.

Decenario de la Pasión en Sufragio de las almas del Purgatorio

Intercesión por las almas del purgatorio

Jesús mío, mira con benignos ojos a las almas de los fieles difuntos, quienes han muerto y sufrido tormento en cruz.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por el sudor copioso de sangre que derramaste en el huerto.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por la bofetada que recibió tu rostro venerable.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por los crueles azotes que sufriste.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por la corona de espinas que traspasó tu cabeza.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por los pasos que diste con la cruz a cuestas.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por el sangriento rostro impreso en el velo de la Verónica.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por la violenta desnudez que sufrió tu cuerpo.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por tu cuerpo clavado en la cruz.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por tus manos y pies clavados con duros clavos.

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio por tu costado abierto al borde de una lanzada, de donde mana sangre y agua.

Cuenta estos momentos sagrados nuevamente y luego las 10 decenas, repitiendo esto cinco veces para formar el rosario completo.

Misericordia de las almas del purgatorio

Jesús mío, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio o del alma de la persona fallecida. Por los crueles azotes que sufriste, ten misericordia. Por la corona de agudas espinas que traspasaron tu santísima cabeza, ten misericordia. Por los pasos que diste en la calle de la amargura con la santa cruz a cuestas, ten misericordia. Por tu santísimo rostro lleno de sangre que dejaste impreso en el velo de la verónica, ten misericordia. Por la vestidura sangrienta que con violencia te desnudaron los verdugos, ten misericordia. Por tu santísimo cuerpo clavado en la cruz, ten misericordia. Por tus santísimos pies y manos clavados con duros clavos, ten misericordia. Por tu costado abierto al borde de una lanzada de donde manó sangre y agua, ten misericordia. Piadosísima Jesús mío, mira con benignos ojos las almas de los fieles difuntos. Por las cuales has muerto y recibido tormento de cruz. Amén.

La preciosa sangre de Jesús

Jesús mío, ten misericordia. Por aquel sudor copioso de sangre que sudaste en el huerto, ten misericordia. Por la bofetada que recibió tu venerable rostro, ten misericordia. Por los crueles azotes que sufriste, ten misericordia. Por la corona de agudas espinas que traspasaron tu santísima cabeza, ten misericordia. Por los pasos que diste en la calle de la amargura con la santa cruz a cuestas, ten misericordia. Por tu santísimo rostro lleno de sangre que dejaste impreso en el velo de la verónica, ten misericordia. Por la vestidura sangrienta que con violencia te desnudaron los verdugos, ten misericordia. Por tu santísimo cuerpo clavado en la cruz, ten misericordia. Por tus santísimos pies y manos clavados con duros clavos, ten misericordia. Por tu costado abierto al borde de una lanzada de donde manó sangre y agua. Ten misericordia. Piadosísima Jesús mío, mira con benignos ojos las almas de los fieles difuntos. Por las cuales has muerto y recibido tormento de cruz. Amén.

Las almas del purgatorio son aquellas almas que se encuentran en estado de purificación antes de entrar en la presencia de Dios. Como cristianos, tenemos la responsabilidad de orar por estas almas para ayudarlas en su proceso de purificación y para obtener su intercesión por nuestras necesidades. A continuación, encontrarás plegarias y oraciones que puedes utilizar para orar por las almas del purgatorio y por el alma de una persona fallecida.

Plegarias y oraciones

Jesús mío, por tu costado abierto al borde de una lanzada de donde manó sangre y agua de misericordia, te ruego que mires con benignos ojos a las benditas almas del purgatorio o del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por aquel sudor copioso de sangre que destilaste en el huerto, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, con los crueles azotes que sufriste, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por la corona de agudas espinas que traspasaron tu santísima cabeza, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por los pasos que diste en la calle de la amargura con la santa cruz a cuestas, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por tu santísimo rostro lleno de sangre que dejaste impreso en el velo de la Verónica, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por la vestidura sangrienta que con violencia desnudaron los verdugos, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por tu santísimo cuerpo clavado en la cruz, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por tus santísimos pies y manos clavados con duros clavos, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

Jesús mío, por tu costado abierto al borde de una lanzada de donde manó sangre y agua, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio y del alma de la persona fallecida.

¡Piadosísima Jesús mío! Mira con benignos ojos las almas de los fieles difuntos por las cuales has muerto y recibido tormento de cruz. Amén.

Oración por las almas del purgatorio

Oh, Jesús mío, por tu santísimo rostro lleno de sangre que dejaste impreso en el velo de la verónica, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio.

Oh, Jesús mío, con la vestidura sangrienta que con violencia desnudaron los verdugos, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio.

Oh, Jesús mío, por tu santísimo cuerpo clavado en la cruz, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio.

Oh, Jesús mío, por tus santísimos pies y manos clavados con duros clavos, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio.

Oh, Jesús mío, por tu costado abierto al borde de una lanzada de donde mano sangre y agua, ten misericordia de las benditas almas del purgatorio.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, amén.

Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos suscribiéndote a nuestro boletín, compartiendo este artículo y escribiendo tus intenciones en los comentarios. ¡Gracias, gracias, gracias! Dios los bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario