Creer en los milagros de Dios: El poder de la fe en acción

Confía en el poder de Dios

Querido Dios, en esta oportunidad me acerco a ti porque estoy necesitando de tu milagrosa ayuda. Sé que a veces las cosas parecen imposibles, pero confío en tu poder y en tu amor por mí. Te pido que me des la fuerza y la sabiduría para superar esta situación que estoy atravesando y que me guíes hacia la solución adecuada.

Creo fielmente en tus milagros Padre Todopoderoso oración para pedir un milagro a Dios Padre

Encuentra paz en medio de la tormenta

Ayúdame a encontrar la paz en medio de la tormenta, ayúdame a fortalecer mi fe para seguir adelante. Sé que eres un Dios milagroso y que nada es imposible para ti. Por eso te pido que me concedas este milagro que tanto preciso.

Pon tus dificultades en las manos de Dios

Pongo en tus manos poderosas mi petición, para que habilites todo lo que impide que mi anhelo se cumpla. Concédeme el milagro y te seguiré alabando fervientemente. Dale la fuerza a mi espíritu para venerarte, para adorarte por siempre y contar los milagros que de tu mano se han hecho.

Encuentra el bienestar y la solución a tus problemas

Desencadena el bienestar en mí y en mi hogar, rompe las cadenas del mal. Ponle fin al sufrimiento, donde haya un problema solvéntalo y donde haya un malentendido acláralo. Así todo lo que me impida mi bienestar desaparecerá.

Vive según la palabra de Dios

Enséñame, amado Dios, cada día de mi vida a seguir y aplicar tu palabra de vida eterna. Quiero reparar todo lo que no he hecho bien y reforzar todo lo que no le he puesto suficiente empeño. Quiero que mi vida sea mejor, que este comienzo no sea como cualquier otro, sino que este es el comienzo de una nueva vida para mí y para todas las personas que tanto amo y quiero proteger.

Dame una oportunidad más para cambiar mi vida y también la de los demás. Quiero ser ese farol que ilumina los barcos perdidos y que evita que naufraguen en la oscuridad. Quiero ser ese puerto seguro donde yo pueda servir de apoyo y sostenimiento a los que lo necesiten. Por eso, señor, te pido que me des fuerzas para cumplir todo lo que quiero determinar, tantas cosas inconclusas de hacer, muchas cosas importantes que he dejado olvidadas. Te pido que me des salud física, mental, emocional y espiritual para así tener la energía necesaria.

Confianza en el amor absoluto de Dios

Señor, tú sabes que en esta tierra ocurren situaciones difíciles y que el cansancio de lo cotidiano se hace presente. Confieso que, en algunas ocasiones, bajo los brazos y siento inseguridad y temor por el porvenir, que nublan mi camino. Pero te recuerdo en esos instantes y sigo atento a tu guía, confiando en tu amor absoluto y constante.

Una voz en mi interior

Siempre hay una voz que proviene de mi interior, la cual me recuerda que mi socorro vendrá de Jehová, quien hizo los cielos y la tierra. Esa voz en mi corazón renueva mis fuerzas en la confianza de que, si nuestros ojos están en el Padre celestial, nunca seremos decepcionados. Por eso, confío en que escuchas mis pedidos, anhelos y deseos.

Agradecimiento y acción de gracias

Las Escrituras nos recuerdan que debemos entrar por sus puertas con acción de gracias. Por eso, hoy te agradezco por todo lo que tengo, padre celestial, por esta oportunidad de ver más allá. Gracias por ayudarme a comprender que la ingratitud solo nos aleja de la bendición divina. Tú me conoces y sabes cuál es mi situación.

Petición de ayuda

Por eso, hoy te ruego que intercedas por esta situación que se me está haciendo difícil de solucionar por mis propios medios. A continuación, cierra tus ojos, concéntrate y haz con mucho amor tu petición. Agrégala en los comentarios para que, entre todos, podamos potenciar su realización, bendiciéndonos los unos a los otros.

Fe inquebrantable

Señor, concédeme una fe inquebrantable, la fe que arranca la máscara del mundo y nos permite ver a Dios en todas las cosas. Esa fe que nos permite ver todo bajo otra luz, que nos muestra la grandeza de Dios y nos hace descubrir nuestra pequeñez. Haz que mi fe traiga paz y alegría a mi espíritu. Que mi fe sea humilde y no presuma de fundarse solo en la experiencia de mi pensamiento y mis sentimientos, sino que se rinda al testimonio del Espíritu Santo.

Bendición en el hogar y la familia

Sé que los milagros no vienen solos y depende mucho de mí. Por eso, prometo esforzarme hasta la última gota. Pero hay algo en lo que realmente puedes ayudarme, y es bendiciendo mi hogar y mi familia. Necesito un entorno protegido para poder desarrollarme sin trabas ni complicaciones.

Compartir y ayudar a los demás

Permite que en este camino hacia la abundancia y la prosperidad, comparta todo lo que sé sin temor ni egoísmo con aquellos que necesitan de mis enseñanzas o ayuda. Que jamás haya en mí un espíritu de competencia y que mi forma de ser se haga semejante a nuestro amado Jesucristo, quien ya nos enseñó todo en las Sagradas Escrituras. También, aleja por favor a las malas influencias de mi entorno y dame fuerza y salud para hacer lo que me corresponde.

Pidiendo un día exitoso

Desde este momento, que cada día sea un día exitoso. Transmite mi seguridad y confianza, porque con tu ayuda, Señor, nada podrá detenerme. Encomiendo esta oración a ti y te entrego este día, mi amado Dios, confiando en que has preparado un buen día para mí y para todos.

Un día de milagros y abundancia

Queridos seres amados, hoy me dirijo a vosotros con mucha fe y esperanza. Permítanme que los milagros que pido sean cumplidos en este día. En el nombre de tu hijo Jesús, oro para que este día sea próspero y rebosante de abundancia. Amén, amén, amén.

Protección divina en cada paso

Deseo que tengáis un día bendecido bajo la protección del Todopoderoso. Si esta oración te ayuda a conectarte con Dios y a fortalecer aún más tu fe, por favor, compártela con alguien que sepas que necesita un gran milagro. Nos reencontramos mañana en nuestra oración diaria. No olvides suscribirte al canal y recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario