Corona de amor: La devoción al Corazón Inmaculado de María

Alegrías y peticiones a la Santísima Virgen

Las cinco primeras alegrías se recogen de los cinco misterios gozosos y las dos últimas, cuatro y quinto, de los misterios gloriosos. Por cada alegría, se hace una petición según la necesidad de cada persona a la Santísima Virgen y se reza una Salve y 10 jaculatorias. Estas son algunas de las jaculatorias que se pueden decir:

Corona de amor al Corazón Inmaculado de María
  • Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones.
  • Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones.
  • Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones.
  • Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones.
  • Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones.
  • Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones.

Alegría de la corona de amor: Encarnación del Hijo de Dios

La primera alegría es la encarnación del Hijo de Dios. Pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios.

Continuamos rezando:

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos, los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ella, pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros sus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. O clemente, o piadosa, o dulce Virgen María. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Alegría de la visita de María a su prima Isabel

La segunda alegría es la visita de María a su prima Isabel. Pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios.

Continuamos rezando:

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos, los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ella, pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros sus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. O clemente, o piadosa, o dulce Virgen María. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Corazón inflamado del amor de Jesús

Del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús inflama nuestros corazones.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

¡Muchísimos corazones de Jesús y María, misericordia tener y salvar el alma mía! Amén.

Tercera alegría - El nacimiento del Niño Jesús en el portal de Belén

Pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios. Continuamos.

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ella pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros sus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. O clemente, o piadosa, o dulce virgen María. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Cuarta alegría - La purificación de nuestra Señora y presentación de Jesús en el templo

Pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios. Continuamos.

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ella pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros sus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. O clemente, o piadosa, o dulce virgen María. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

El amor de Jesús inflama nuestros corazones

Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones. Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones. Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones. Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Quinta alegría: El Niño Jesús perdido y hallado en el templo

Pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios.

La oración del Ave María

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos, los desterrados hijos de Éva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ella, pues, señora abogada nuestra, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos. Y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

La Asunción de la Santísima Virgen

Pide ahora por tus intenciones personales. Si deseas, compártelas en los comentarios.

La oración del Ave María

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos, los desterrados hijos de Éva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ella, pues, señora abogada nuestra, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos. Y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

Inflama nuestros corazones con el amor de Jesús

De Jesús inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Pide ahora por tus intenciones personales

Continuamos: Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a Ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra. Vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos. Y después de este destierro, muéstranos a Jesús. Fruto bendito de tu vientre. Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Rezar por la salvación y bendición de nuestras almas

Corazón inflamado del amor de Jesús, inflama nuestros corazones, corazón inflamado del amor de Jesús. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Muchísimos corazones de Jesús y María, misericordia tener y salvar el alma mía. Amén.

Finalización de las oraciones

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Se entiende para qué alegría, una petición, las salve, 10 jaculatorias y las oraciones correspondientes al finalizar las jaculatorias. Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos suscribiéndote a nuestro canal, dando me gusta a este artículo y compartiéndolo. Y si deseas, escribe tus intenciones en los comentarios. Gracias, gracias, gracias. Dios los bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario