Con esta oración comencé a experimentar un verdadero cambio

Una oración que transformó mi vida: el poder del cambio personal

Experimentando el cambio con la ayuda de Dios

Con esta oración, comenzé a experimentar un verdadero cambio. Prueben y vean que el Señor es bueno. "Dichosos los que en él se refugian" (Salmos 34:8).

Relájate y déjate llevar por esta poderosa oración

Amado Dios, gracias por regalarnos este nuevo y maravilloso día, un nuevo día para poder volver a empezar. Si en los limpios como nuevos, sobre los que podremos dibujar lo que tanto anhelamos. Permite, Padre mío, que las horas no pasen de por sí, que cada minuto que transcurra sea de buen provecho y que así el tiempo transcurra casi sin darme cuenta porque mi mente ha estado enfocada en las cosas que he hecho. Permite también, Padre mío, que al verme en algún aprieto, pueda recordar que solo se trata de una prueba en la que me mostrarás como verdaderamente soy. Que ante cualquier dificultad pueda desplegar todo mi potencial porque tú me das las armas, las herramientas necesarias para salir adelante en lo que hago y que después pueda sentirme orgullosa de mis acciones.

Buscando la mejora personal

Sé que con tu ayuda podré mejorar muchas cosas de mí misma, y por eso te pido que siempre me guíes por el camino correcto. Quiero ser mejor, cada día mejor conmigo misma y con las personas que me rodean. Perdóname si le he hecho daño a alguien y bendice a quien haya sufrido con mis actitudes, que no siempre han sido correctas. Dame el perdón de hoy, el de mañana y el de siempre, pero dame también el poder y la voluntad de perdonar a los demás como tú lo has hecho siempre conmigo. Dame la alegría necesaria para poder vivir, dame esperanza para no llenarme de temor en los momentos difíciles, dame fe para saber que nunca me abandonarás y concédele a mi corazón toda la paz y serenidad que necesita para afrontar los duros momentos que no soy capaz de cambiar.

Confianza y entrega a Dios

Te amo, Señor, y quisiera demostrártelo con mi propia vida. Me pongo en tus manos y en tus manos pongo también a mis seres queridos y amigos, para que los protejas y ayudes siempre. Tú eres mi fuerza y mi esperanza, es por eso que, aún en medio de la más violenta de las tormentas, no me rendiré porque confío en que después de la oscuridad vienen nuevos y soleados amaneceres. Decididamente dejo todos mis anhelos y mis ilusiones en tus manos, pues tú eres mi pastor y contigo nada me faltará. Eres mi guía y el tranquilo valle de agua fresca donde sacio mi ser.

Permaneciendo cerca de Dios

Por favor, acompáñame en este y cada día de mi vida y nunca te apartes de mi lado, porque a cada instante necesito más de ti. En especial, en lo siguiente que de corazón te pido a continuación. Realiza tu petición con mucha fe y escríbela debajo en los comentarios para reforzar lo más mientras terminas de escuchar esta poderosa oración, amado Dios, mira mi vida y mis...

Mis necesidades y plegarias

Oh Dios, tú conoces mis alegrías, ilusiones y angustias mejor que nadie. Te pido que me cubras con tu hermoso manto de luz y amor. Susurra en mi oído palabras de fe y sabiduría para tomar buenas decisiones que traigan alegría a mi vida.

La guía del Espíritu Santo

Dios mío, envía tu Espíritu Santo para enseñarme sobre mí mismo y sobre quién tú eres. Muéstrame cómo puedo servir a los demás y lléname de tu amor, bondad y compasión. Que me inunde de tus dones y gracias, para poder agradecerte por cada latido de mi corazón y por la alegría que encuentro en ti.

El poder de la paz

Te alabo Señor y te bendigo. Te confío todas mis preocupaciones, miedos y problemas. Ruega para que me ayudes a enfrentarlos y superarlos. Infunde en mí tus virtudes para que pueda enfrentar lo que me aleja de ti con valentía y decisión. Gracias por escucharme y actuar a mi favor.

Cura y protección divina

Dios mío, tú eres el eterno Doctor. Te pido que infundas en mi corazón la gracia de tu ser y me cures de cualquier enfermedad, tanto del cuerpo como del alma. Protégeme con tu misericordia y líbrame del pecado, del egoísmo y del miedo.

Agradecimiento y confianza

Gracias por abrir caminos para mí y por acompañarme en mi camino. Confío en tu protección y ayuda para seguir adelante. Agradezco la oportunidad de vivir cada día, coronado con tus gracias y dones que le dan sentido a mi existencia. En cada latido de mi corazón te alabo y te confío a quienes amo y necesitan tu ayuda.

La paz que anhelo

Te pido que me des la paz que tanto anhelo en este día. Aleja de mí la ansiedad por el futuro y la angustia por los errores del pasado. Agradezco este encuentro personal contigo y te pido que me hables al corazón. Que tu historia se refleje en mi vida y encuentre consuelo en ti.

Destacado: Gracias por la oportunidad de estar aquí orando y agradeciendo por mi vida.

Oración de gratitud y petición

Padre celestial, te doy gracias por abrir las puertas de la salvación a través de tu perfecto amor. Me siento bendecido de formar parte de ti y te busco como mi refugio y consuelo. Ruego que me llenes de fuerza para seguir adelante y te entrego a mi familia y amigos para que los bendigas en sus momentos difíciles. Que ellos descubran tu camino verdadero y acudan a ti en busca de ayuda.

Dedicatoria al anochecer

Señor, cuando lleguen las horas en que la Luna reemplace al Sol y las estrellas cubran los cielos, quiero mirar hacia arriba agradecida. Elevaré mis manos y te enviaré una plegaria sincera, mostrándome complacida por todo lo que ha ocurrido en el día. Siempre deseando que el próximo día sea aún mejor, para así demostrar tu grandeza a quienes me ven y me rodean. Que todo se desarrolle según tu voluntad, en el nombre de Jesús, amén.

Conclusiones y mensaje final

Bajo la protección del Todopoderoso, deseo que tengas un bendecido día. Recuerda que ser feliz es un derecho que tenemos al nacer. Si esta oración ha sido de tu agrado, te invito a darle un pulgar arriba y compartirla. Además, puedes suscribirte a nuestro canal para recibir cada día una oración poderosa en tu correo. Que Dios te bendiga abundantemente.

Artículos relacionados

Deja un comentario