Despierta tu día con fuerza y paz: La oración para recibir al Espíritu Santo

Esfuérzate por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz - Efesios 4:3

Por favor, búscate un lugar tranquilo y concéntrate en todo lo que deseas para hoy. Pide a Dios con mucha fe y escríbelo debajo en los comentarios para reforzar aún más tu petición.

Comienza el día recibiendo al Espíritu Santo con esta Poderosa Oración

Amado Dios de infinita bondad,

El azul del cielo resplandece, el rocío del amanecer riega los campos en flor y las aves con su trinar nos avisan que un nuevo día ha llegado. Hoy, lleno de dicha, me acerco hasta Ti para darte gracias por el sol que brilla, por el aire que respiro y por todas las bendiciones recibidas.

Gracias también, Señor, porque en cada día que pasa puedo sentir Tu maravillosa presencia en mi vida. Gracias por Tu amor, por Tu bondad, por darme un hogar, una hermosa familia y por dirigir nuestros pasos por el camino correcto.

Un nuevo día lleno de esperanza e ilusión

Empieza un nuevo día y es momento de salir al mundo con esperanza e ilusión, para poder cumplir con nuestras obligaciones y avanzar en el camino de nuestros sueños. Por eso, te pido, Señor, que estés presente en cada momento que tengamos que sortear, porque solo Tú eres la vida y la misma verdad.

Rodea-nos con Tu amor, llénanos de Tu fuerza y regálamos un poco de Tu sabiduría para poder superar las dificultades. Por favor, sé nuestro médico y danos salud. Sé nuestro guía y llévanos por caminos de alegría y prosperidad.

Señor, en este día solo quiero hacer Tu voluntad y ser un noble instrumento de Tu obra. Lléname de Tu Espíritu Santo para tener las fuerzas y el valor necesario para caminar por sendas de justicia, de paz y amor.

Dame, Espíritu Santo, la oportunidad de conseguir satisfacer en esta nueva mañana mis necesidades básicas que coadyuden en beneficio también de quienes me rodean o acuden a mí buscando ayuda.

Multiplicando las provisiones

Espíritu Santo multiplicado, las provisiones, alimentos y todo cuanto pueda ser compartido con otras personas necesitadas. Para llegar hasta ellos con el pan que necesitan, para saciar su hambre física y espiritual. Que en este nuevo día, nada se interponga en mi camino, que nada me detenga a ser mejor, ni nada me impida lograr lo que deseo. Y si para Ti, Señor, Tu voluntad es hacerme cumplir mis sueños y alcanzar todas mis metas, yo lo lograré.

Hoy, en este nuevo día, santifica por medio del Espíritu Santo cada paso que dé, para que en el camino de cada persona, en cada encuentro que tenga, sea un reflejo de las maravillas de vivir con Cristo.

Bendice mi boca, Señor, para que sea testigo y dé voz a Tu gran bondad, amor y misericordia. Seré Tu vocero, Tu transmisor de mensajes de paz. Frota mis manos, Señor, para que sean las manos de una persona honrada, justa y trabajadora que solo sirve a un Dios. Abre mis ojos para poder ver lo radiante de Tu ser, para haber...

Iluminación del Camino

Iluminado el camino a seguir, que Tu luz me guíe

el sendero del bien y me lleve a tomar decisiones sabias.

Llena mi Corazón de Amor

Que la gran dicha que me das

mi corazón esté repleto de amor hacia Ti

y hacia los míos.

Ser Tu Fiel Siervo

Que todo el que me vea

sepa que voy contigo a mi lado

sepa que soy Tu fiel siervo.

Libérame de los Apegos Terrenales

Ayúdame a soltar todos mis apegos terrenales,

a reconocer en qué estoy atado y

lo que no es de Ti.

Consuelo en el Perdón

Ayúdame a olvidar las pérdidas en mi vida,

sana mi corazón y ayúdame a enfrentarme

a mi pecaminosidad.

Regocijo ante el Crecimiento Espiritual

Dame tu espíritu de regocijo

por este nuevo crecimiento en mí.

Sin Temor al Mal

Fortaléceme para seguir los pasos de Jesús,

para que pueda caminar mi camino sin temer al mal

y conquistar mi nueva vida de victoria y bendición.

Reconociendo Tu Presencia

Jesús dijo que no nos dejaría huérfanos,

sino que te enviaría a nosotros.

Ayúdame a reconocer tu presencia en todas las situaciones,

a volverme hacia Ti y encontrarte.

Compartiendo el Amor Sanador

Por la cruz de Jesús somos sanados,

por su resurrección vivimos en la nueva vida de amor total e incondicional.

Ayúdame a compartir ese amor sanador con todos los que me rodean.

Predicando la Buena Nueva

Jesús ordenó: "Id por todo el mundo

y predicad la buena nueva a toda la creación."

Ayúdame a declarar con poder la buena nueva de Jesucristo,

envíame donde pueda usar mis dones y talentos para hacer una diferencia.

Libérame y Sana mi Corazón

Libérame y sana mi memoria

del recuerdo doloroso de la historia,

de todo aquello que ha causado aflicción en mi alma.

La Guía del Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

manda tu luz desde el cielo,

inspira siempre lo que debemos pensar,

lo que debemos callar y cómo debemos actuar,

lo que debemos decir y cómo decirlo,

lo que debemos hacer para la gloria de Dios,

el bien de las almas y nuestra propia santificación.

Los Siete Dones Divinos

Reparte tus siete dones según

tu voluntad divina y sabiduría,

para guiarnos y fortalecernos en nuestro camino hacia Ti.

La fe de tus siervos por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito. Salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Permanece entre nosotros para presidir nuestras reuniones, santifica nuestras alegrías y endulza nuestros pesares.

Plegaria por la sabiduría y el entendimiento

Ilumina nuestras mentes con los dones de la sabiduría, del entendimiento y de la ciencia. En horas de confusión y dudas, asístenos con el don de el consejo.

Petición de fortaleza en el trabajo

En el trabajo, concédenos tu fortaleza. Que toda nuestra vida familiar esté impregnada de tu espíritu de piedad y que a todos nos mueva un temor santo y filial.

Entrega al Espíritu Santo

Adiós ahora mismo te entrego mis ideas, mis limitaciones, mis preferencias y mis metas. Lléname, Espíritu Santo, de todos tus dones sobrenaturales. Concédenos el don de una clara inteligencia, la sabiduría para distinguir el bien del mal y buena voluntad de ejercitar las buenas acciones.

Petición de humildad, honestidad y temor a Dios

Haznos humildes, honrados y temerosos de Dios, y sobre todo, amantes de la verdad y la palabra del Señor. En el nombre de Jesús, Amén.

Artículos relacionados

Deja un comentario