Alcanza ese Milagro por el que tanto has orado con esta oración poderosa

Oración poderosa para alcanzar el milagro que tanto deseas

Jesús le dijo: "Si puedes creer, al que cree todo le es posible" (Marcos 9:23).

Antes de comenzar, concéntrate en ese milagro por el que tanto has orado y pídelo internamente tres veces.

Agradecimiento y unión

Señor que estás en los cielos, hoy me acerco a ti para darte las gracias por tu amor, por tu generosidad y por permitirme vivir este nuevo día bajo tu hermosa luz y tu constante compañía. Hoy me siento en libertad de saber quién soy, tu hijo, tu obra divina. Gracias, padre, por darme el regalo de sentir la unión contigo a través de todo lo que me rodea.

Acompañamiento en momentos difíciles

Acompáñame en los momentos difíciles, señor. En esos momentos de duda o frente a situaciones injustas, por favor, llévate mis preocupaciones y ayúdame a entender que el futuro solo está en tus manos. Tú eres proveedor de todo lo que hay a nuestro alrededor. Te entrego el control de mi vida y acepto con benevolencia tu voluntad. Guía mis pasos a través de los desafíos de la vida y que mis acciones estén en paz con los demás. Te pido que esas acciones me traigan prosperidad y que tu reinado de paz se manifieste en mi hogar, en mi familia, en mi lugar de trabajo y en todo lo que esté en mis manos.

Confianza en el poder de Dios

Confío en tu poder, Dios padre, que está en mi derecho y me protege en cada paso que doy sobre la Tierra. Llena mi vida con la presencia del Espíritu Santo para aumentar cada día el conocimiento de los cielos y que la conexión con la esencia divina sea el vínculo de intimidad más profundo en mi vida. Así, mi fe y devoción a Dios serán inquebrantables. Afina mis oídos para poder escuchar la conexión con los cielos, que se presenten con claridad los mensajes y las enseñanzas que cada situación me regala. Y sobre todo, guía mi entendimiento para aumentar mi conocimiento y fe en Dios.

Pedir perdón y recibir milagros

Abre mis ojos a fin de que se vuelvan de la oscuridad a la luz y del dominio de Satanás a Dios. Para que reciban, por la fe en ti, el perdón de los pecados y la herencia de los conocimientos de los que han sido santificados. Abre mi corazón para que tenga el espacio suficiente para recibir los milagros que tienes para mí cada día. Gracias por regalarnos la bendición de habitar en nuestros corazones. Bríndanos la gracia de ver las cosas desde un punto de vista diferente y privilegiado, con amor y sabiduría.

La esperanza en Dios

Eres mi esperanza. Solo tú puedes ayudarme a sentirme feliz y en paz. Te ruego, no me abandones jamás porque eres mi fuerza y contigo todo lo puedo.

Abre mis caminos para que todo me vaya bien y tenga abundancia, prosperidad y bienestar. No quiero que me falte la salud ni el dinero tan necesario para vivir bien. Alcánzame todo lo bueno y beneficioso y aleja de mí lo que me impide avanzar para ser feliz. Ayúdame a salir de todo lo que me agobia y oprime.

La confianza en Dios

Gracias amado Dios por tu amor y por tu presencia en mi vida. Por favor, cumple ese milagro por el que tanto he orado. Necesito una situación estable donde pueda desarrollar mi vida con confianza y sin mayores problemas para dedicarte más tiempo. Confío en que me escucharás y me guiarás por el camino que debo seguir.

Vuelve a pedir ese milagro por el que tanto has orado. Realiza tu petición con mucha fe y escríbela en los comentarios para reforzarlo más.

La gratitud hacia Dios

Mientras terminas de escuchar esta poderosa oración, líbrame, Oh Poderoso, de las preocupaciones banales y del dolor que nos deja tus pruebas más difíciles. Si todo acto te pertenece, Padre mío, por qué debería yo preocuparme por tus designios. Líbrame de toda penumbra, camina a mi lado iluminándome en todo momento porque solo en ti puedo encontrar un refugio.

Afrontando situaciones complejas

Estoy atravesando situaciones complejas. El mundo cada vez nos somete a más presiones que hacen caer a mi espíritu. Es común sentirnos defraudados, tristes o sumergidos en la tensión. Pero sé que con tu sabiduría y fe puedo salir de este pozo.

Elevo esta oración por mí y por todos los que sufren preocupaciones similares. Que tu mano nos recoja y nos lleve hasta tu voluntad. Permítenos ser testimonio de tu bondad y consuelo como le dijo nuestro amado Jesús a Santa Faustina: que el alma más feliz es aquella que confía en tu misericordia.

Confianza en la ayuda de Dios

Te pido de todo corazón que me liberes de todas las preocupaciones de la mente. Yo confío en ti y sé que a tu lado encontraré la paz y la tranquilidad. Pues soy a bienaventurado de contar con tu ayuda en los momentos de adversidad.

Señor, tú tienes nuestras vidas en tus manos. Ayúdanos a aceptar nuestras propias limitaciones y hacernos conscientes de nuestros valores y capacidades para sacarles el máximo provecho en nuestro progreso personal. Quiero salir cada día a dar lo mejor de mí. Te suplico que me ayudes a hacer el bien, a actuar de manera sabia y justa. Por favor, soportame en mis actividades, en mi trabajo y en todas mis obligaciones. Concédeme el derecho de poder defenderme ante las carencias y aflicciones. Y que con mi familia vivamos sanamente, con el sustento de cada día. Baja tu bendición sobre nosotros y no permitas que nada nos separe de ti. Pues "el que confía en Dios recibe lo que pide, encuentra lo que busca".

Rezo para abrir el corazón a Dios

En momentos de dificultad y desafío, es importante abrir nuestro corazón y permitir que Dios obre en nuestras vidas. Recitar esta oración nos ayuda a fortalecer nuestra fe y confianza en las promesas divinas.

Oración:

Señor, hoy abro la puerta de mi corazón hacia ti. Te suplico que entres a mi vida y obres en mí. Tengo una fe absoluta en tus promesas y no tengo miedo de afirmar que soy hijo de Dios, porque eso me llena de gozo y esperanza.

Clamando a Dios por un milagro

En momentos de carga y problemas, es natural acudir a Dios para buscar alivio y soluciones. A través de esta oración, podemos expresar nuestras necesidades y esperanzas, confiando en que Dios escucha y responderá a nuestra petición.

Oración:

Señor, clamo a ti en este día. Necesito recibir el milagro que tanto he esperado. Te pido que soluciones mis problemas y alivianes mis cargas. En el nombre de Jesús, amén, amén, amén.

Si esta oración te ha traído esperanza, te animo a compartir este mensaje con alguien que sabes que ha estado esperando también. Recuerda que los milagros siempre suceden cuando confiamos en Dios. ¡Que tengas un bendecido día!

No olvides suscribirte a nuestro sitio para recibir diariamente oraciones poderosas en tu correo electrónico.

Artículos relacionados

Deja un comentario