Agradecer es de Bendición Poderosa Oracion de la Mañana

Descubre el poderoso impacto de la oración matutina: la gratitud como bendición

Poderosa oración de la mañana

Muy buenos días mis queridos hermanos y hermanas. Agradecer es una bendición. Poderoso oración de la mañana, atiéndeme Señor, escúchame que soy humilde, pobre. Soy protégeme porque soy fiel. Tú, mi Dios, salva a tu siervo que ha puesto en Ti su confianza. Apiádate de mí, Dios mío, que a Ti clamo sin cesar. Inunda de gozo tu siervo que hacia Ti yo me dirijo. Tú, mi Dios, eres bueno, simplemente lleno de amor para quienes te invocan. Señor, atiende mi ruego, escucha mi voz suplicante (Salmos 86:16).

Pide a Dios con fe

Por favor, relaja todo tu cuerpo, libera todos tus pensamientos y pídele a Dios todo lo que quieres para hoy. Hazlo con mucha fe y escríbelo debajo en los comentarios, mientras escuchas esta poderosa oración.

Agradecimiento por un nuevo día

Señor mío, gracias por regalarnos este nuevo y maravilloso día que ahora comienza. Un nuevo día para volver a empezar. Cielos limpios como nuevos, un lienzo nuevo sobre el que podremos dibujar lo que queramos. Te pido que en este nuevo día también renueves en mi ser para no dejarme abatir, limpia mi interior para perdonar a los que pudieran haberme ofendido. Trataré, mi buen Dios, de caminar muy cerca de Ti para no caer en las tentaciones del mundo y evitar cometer los mismos errores una y otra vez. Pero sé, Señor, que sin Ti no podré. Por eso, por favor, no te alejes de mi presencia y calma mis iras y mis malos días con tu infinita bondad. Cuida también de los míos y todas las personas que me rodean. Bendice este nuevo amanecer para que todo cuanto hagan este día sea digno de Ti. Que este sea un bendecido y grandioso día para todo aquel que necesita un respiro en tiempos tan malos. Bendíceme en este día, bendícenos a todos.

Pidiendo perdón y fuerza

Reconozco que estoy lejos de la perfección, por lo que te pido también que me perdones los muchos errores del ayer, confesando que es posible que incluso algunos de esos errores los vuelva a cometer hoy. Por eso, te pido Señor que me ayudes a caminar por el camino correcto, a tomar las decisiones correctas y a tener la actitud adecuada en todo cuanto me vayas mostrando. Oh Padre providente, no me dejes caer en mis intentos y si crees que por algún motivo hubiera de hacerlo y pasar esa prueba, que sea tu poderosa mano la que me levante del suelo y me alce con más fuerza de la que tenía, pues con tu bendición siempre estoy a salvo. Oh Padre misericordioso, no permitas que las malas influencias, la mala suerte, envidias y hechizos lleguen hasta mí, me quieran tocar. Que sea tu poderosa mano el escudo que pare toda mala influencia, pues si Tú me proteges, siempre estaré agradecida. Dame, oh Señor, el don de la abundancia para mí, para los míos, para que nada nos falte gracias a Ti, pues todo lo material y lo espiritual siempre proviene de Ti y de tu bondad. Escucha esta plegaria, Dios Padre.

Oración de protección y bendición

Oh Dios, padre y señor nuestro, me acudo a ti una vez más en busca de ayuda, protección y bendición. Confío en tu divina mano protectora, que me guía y me ampara. Llena mi corazón de amor y renueva mi fe y esperanza en ti. Soy tu siervo, y te agradezco por tu amor y bendiciones en mi vida.

Plegaria para alejar las adversidades

Ayúdame a conseguir alivio urgente para mi corazón. En tus manos encomiendo mi espíritu, porque tú eres mi protector. Dirígeme y guíame, no te alejes de mí, oh Dios. Que sean avergonzados y alejados los adversarios de mi hogar, y que aquellos que me busquen con malas intenciones sean cubiertos de vergüenza y confusión. Creo en tu palabra y la recibo por la fe.

Oración por la paz y la prosperidad

Muéstrame los caminos adecuados y ábreme las puertas para procurar sustento y bienestar diario. Permíteme sentir tu amor y elevar mis sencillas oraciones a todas aquellas personas que están enfermas. Fortalécelas para que puedan continuar luchando con entereza, y dales la paz de tu espíritu para que puedan encontrarse contigo. Si es tu voluntad, concédeles la salud corporal que tanto anhelan.

La grandeza de la salvación

Tengo la certeza de que las grandezas predicadas por tu amadísimo hijo tienen su plenitud en su plan de salvación. Creo firmemente en su resurrección y en su poder para transformar nuestras vidas.

La grandeza de Dios y la oportunidad de una nueva vida

¡Gloria a Ti, mi Dios vivo! A través de Tu amor, nos has dado la oportunidad de resucitar a una nueva vida llena de bendiciones. Te doy gracias porque solo Tú conoces los anhelos de mi corazón y solo con Tu fuerza puedo alcanzarlos. En esta oración, te pido sinceramente que no olvides mis deseos. Gracias, Señor, por escuchar mi oración en el nombre de Jesús. También te pido que bendigas a mi mamá y a mí en este día. Que tengas un bendecido día, y si esta oración ha sido de ayuda, te invito a compartir y suscribirte a este canal para recibir cada día una poderosa oración. Recuerda que la felicidad es un derecho que tenemos desde nuestro nacimiento.

Una nueva vida en Dios

En la grandeza de Dios encontramos la oportunidad de comenzar de nuevo. Dios nos otorga el regalo de una vida llena de bendiciones y nos guía por el camino hacia la felicidad. A través de la fuerza divina, podemos alcanzar nuestros sueños y deseos más profundos. En esta oración, quiero expresar mi gratitud a Dios por su amor incondicional y por escuchar mis peticiones.

El poder de la oración

La oración es una herramienta poderosa para conectarnos con Dios y expresar nuestros deseos y anhelos más profundos. A través de la oración, podemos recibir la guía divina y la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos de la vida. En esta oración, elevo mis peticiones a Dios y confío en que Él escucha y responderá según Su voluntad.

Comparte y suscríbete para recibir bendiciones diarias

Si esta oración ha sido una fuente de inspiración y ayuda para ti, te invito a compartir este artículo y suscribirte a este canal. Cada día, recibirás una poderosa oración que te ayudará a fortalecer tu fe y recibir bendiciones de Dios. Recuerda que Dios está siempre a tu lado, dispuesto a escuchar tus peticiones y guiarte en cada paso que des.

Artículos relacionados

Deja un comentario