9 NOVENA A SANTA RITA DE CASIA DÍA NOVENO  ABOGADA DE LAS CAUSAS DIFÍCILES E IMPOSIBLES

La poderosa novena a Santa Rita de Casia para resolver problemas difíciles e imposibles

Oración preparatoria para todos los días

Señor Dios omnipotente y misericordioso, conviérteme para que me arrepienta de mis pecados. Tócame para que me levante y vaya hacia ti, y ten piedad de mí. Líbrame, Señor, de todos los males presentes y futuros. Concédeme la paz espiritual y temporal. Bendice al Papa, los obispos y los sacerdotes para que guíen con acierto al pueblo de Dios. Ilumina a todos aquellos que tienen en sus manos los destinos de nuestra patria, para que gobiernen conforme a los principios del Evangelio. Dales un corazón recto para que no se aparten del camino de tu justicia. Te pido que me concedas el remedio de mis necesidades, que ahora te presento y que pongo por intercesión de Santa Rita de Casia. Dame, Señor, tu gracia para que un día pueda cantar tus alabanzas en el cielo. Amén.

A petición a Santa Rita de Casia

Bendita y abogada de los imposibles, Santa Rita de Casia, luminoso modelo de paciencia, azote de los demonios, refugio de los necesitados y ejemplo de vida cristiana, esposa muy amada de Cristo coronada con una de sus sagradas espinas. Te ruego, si es para gloria de Dios y bien de mi alma, que me obtengas de Dios lo que te pido en esta novena, sobre todo alcanzar una conversión total y que pueda enmendarme en la vida, por los méritos de mi Señor Jesucristo y los méritos de su Santísima Madre. Amén.

Día noveno - Oración

Dios de bondad, Señor de los ángeles, refugio de aquellos que en ti esperan, escucha mis súplicas por los méritos de todos los santos y, en particular, por los de Santa Rita de Casia, quien siempre estuvo dispuesta a cumplir tu santa voluntad. Por su intercesión, te suplico que me concedas vivir siempre como un auténtico cristiano. Espero que me otorgues la gracia y el favor que te pido en esta novena, si es para tu gloria y bien de mi alma. Amén.

Oración a Santa Rita de Casia

Aquí se rezan 22 Avemarías a Santa Rita de Casia: "Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén."

La importancia de la oración en la vida cristiana

La oración es un momento para conectarnos con Dios, expresarle nuestro amor y gratitud, y pedirle su guía y protección en nuestras vidas.

La poderosa intercesión de la Virgen María

Dios te salve, María, llena eres de gracia: estas palabras nos recuerdan la importancia y la bendición de la Virgen María en la tradición católica.

María es reconocida como la madre de Jesús, quien es el fruto de su vientre, y es venerada como una intercesora poderosa ante Dios.

Bendita tú eres entre todas las mujeres: estas palabras resaltan la posición especial de María en la historia de la salvación.

María fue elegida por Dios para ser la madre de Jesús, nuestro Salvador, y su obediencia y humildad son un ejemplo para todos nosotros.

Ruega por nosotros pecadores: este es un recordatorio de que podemos acudir a María con nuestras necesidades y preocupaciones, sabiendo que ella intercederá por nosotros.

María es nuestra madre en la fe, y su amor y compasión son inagotables. Podemos confiar en ella para que nos acompañe en nuestro camino espiritual y nos ayude a crecer en el amor de Dios.

Ahora y en la hora de nuestra muerte: esta frase final nos recuerda que María está presente en todos los momentos de nuestra vida, incluyendo el momento de nuestra muerte.

Podemos confiar en su intercesión para que nos acompañe en nuestro tránsito hacia la vida eterna y nos ayude a encontrar paz y consuelo en esos momentos difíciles.

Amén: esta palabra significa "así sea" y es una expresión de fe y confianza en que nuestras oraciones serán escuchadas y respondidas por Dios.

Conclusiones finales

En este blog religioso cristiano, hemos reflexionado sobre la importancia de la oración en la vida de un creyente y la poderosa intercesión de la Virgen María.

Podemos encontrar consuelo, guía y protección al acercarnos a Dios en oración y al invocar la intercesión de la Virgen María en nuestras vidas.

Que estas oraciones y plegarias nos acerquen más a Dios y fortalezcan nuestra fe en su amor y misericordia.

Rezar el Ave María

Dios te salve María, llena eres de gracia.

El Señor está contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres.

Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Importancia de la oración

En nuestro caminar espiritual, la oración es una herramienta fundamental

para fortalecer nuestra relación con Dios. En cada momento de nuestras vidas,

debemos recordar que la oración nos acerca a la gracia divina y nos guía por el camino de la santidad.

Como dice el Señor en Lucas 15:7: "Habrá más alegría en el cielo por un pecador que se convierta que por 99 justos que no necesitan convertirse".

Por eso, es importante rogar a Dios por la gracia de buscar la santidad en todo momento.

A través de la intercesión de santa Rita, podemos pedirle a Dios que aspiremos con sincero deseo

a ser santos, que en cada circunstancia de nuestra vida demostremos que vivimos para Él,

y que con nuestro ejemplo de conducta alegre y bondadosa, estimulemos a otros a orar el bien y evitar el mal,

creando así una gracia y convivencia cristiana.

Oración a Santa Rita

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre...

Venga a nosotros tu reino

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Oración final

A ti, Padre Santo, que siempre escuchas a tus hijos y nos concedes más de lo que pedimos, te alabo y te bendigo junto con todos los coros de los ángeles que, llenos de tu amor, te aman y quieren que seas amado. Se consagró en este último día de mi novena todo mi ser, con mi inteligencia, mi corazón y mis sentidos, para que nunca cometa el pecado y me libres de toda desgracia corporal. Te ofrezco los méritos de todos los santos, especialmente los de mi protectora y ahogada Santa Rita de Casia, que quisiste asociarla a los sufrimientos de tu pasión. Por su intercesión, lo que te pido en esta novena si es para tu mayor gloria y bien de mi alma, y así un día pueda participar de tu gloria eterna. Amén.

Gracias por escuchar este artículo. Dios los bendiga. Colabora con oraciones para todos. Suscríbete a nuestro boletín, dale me gusta a este artículo y compártelo. ¡Gracias, gracias, gracias!

Artículos relacionados

Deja un comentario