La poderosa Novena a María para desatar los nudos en nuestra vida

Un cordial saludo a toda la comunidad de Oraciones para Todos. En este artículo vamos a realizar la novena a María la Desatanudos para casos imposibles y pedir bendiciones, ayuda y protección.

 9 Novena a María la que desata nudos  DIA NOVENO 9

Cómo realizar la novena

La novena puede ser rezada por una o varias intenciones. Aunque no es obligatorio, es conveniente comenzarla 9 días antes del día 8 de diciembre o de cualquier otro mes, de modo que el último día de la novena coincida con el día 7 del mes. Lo ideal sería que se concluya la novena participando en la santa misa el día 8.

Oración diaria

Santa María llena de la presencia de Dios, durante los días de tu vida aceptaste con toda humildad la voluntad del Padre. El maligno nunca fue capaz de enredarte con sus confusiones. Ya junto a tu hijo intercediste por nuestras dificultades y, con toda sencillez y paciencia, nos diste ejemplo de cómo desenredar la madeja de nuestras vidas. Al quedarte para siempre como madre nuestra, pones en orden y haces más claros los lazos que nos unen al Señor.

Santa María, madre de Dios y madre nuestra, tú que con corazón materno desatas los nudos que entorpecen nuestra vida, te pedimos que nos recibas en tus manos y que nos libres de las ataduras y confusiones con que nos hostiga el que es nuestro enemigo. Por tu gracia, por tu intercesión, por tu ejemplo, líbranos de todo mal, Señor, y desata los nudos que impiden que nos unamos a Dios. Para que, libres de toda confusión y error, lo hallemos en todas las cosas, tengamos en el puesto nuestros corazones y podamos servirte siempre en nuestros hermanos. Amén.

Día noveno - Lectura bíblica

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas este oyó el saludo de María, el niño sanó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: "Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. ¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a visitarme?" Apenas hoy tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumpliría lo que fue anunciado de parte del Señor. María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.

Reflexión

Quien dice que ama a Dios, a quien no ve, y desprecia a su hermano, a quien ve, es un necio y mentiroso. Quien cree que Dios vive solo en los templos, se equivoca. Quien piensa que a Dios lo único que le importan son los ritos, se engaña y no puede considerarse cristiano. Cuando María...

El servicio al prójimo y el amor de Dios

Cuando se enteró de que su prima Isabel esperaba un hijo, se olvidó de su propio embarazo y salió corriendo para ayudarla. El árbol se le conoce por sus frutos y al cristiano se le reconoce por su amor al prójimo y por su actitud de servicio.

El mejor resultado de esta novena será una renovada conciencia de la necesidad de ponernos al servicio de nuestro prójimo y la capacidad de descubrir a Dios presente en él.

La oración de María Dulce, sierva de los siervos del Señor, desata los nudos que nos impiden servir a los hermanos y no nos dejan encontrar a Dios en los demás. Ayúdanos a imitar a tu divino hijo, quien siendo maestro y señor, la noche antes de su pasión, quiso darnos muestra de su amor lavando los pies de sus discípulos. Te lo pedimos a ti, la que exalta los nudos, para que presentes a Dios nuestra oración.

Oración

Luego de un momento de profundo silencio, se dice con calma un Padre Nuestro, tres Avemarías y un Gloria al Padre. Finalmente, se realiza la oración de consagración a María y se piden las intenciones personales.

Petición

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, El Señor está contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración de consagración a María

Señora y madre mía, virgen Santa María, la que desata los nudos, a tus pies me encuentro para consagrarme a ti. Confía el afecto te ofrezco en este día cuando soy y cuánto tengo. Mis ojos para mirarte, mis oídos para escucharte, mi voz para cantar tus alabanzas, mi vida para servirte, mi corazón para amarte. Acepta, madre mía, el ofrecimiento que te hago. Amén.

Rezo a la Virgen María para desatar los nudos

Haz click aquí para ver el video.

Querida Virgen María, me postro ante ti y te pido que me coloques junto a tu Corazón Inmaculado. Como madre de misericordia, te ruego que exhaltes los nudos que aprisionan mi pobre corazón. Te pido que me guardes y me protejas como tu posesión, y que no permitas que me seduzca el maligno ni que mi corazón se enrede en sus engaños.

Te suplico que me enseñes a aceptar los límites de mi condición humana sin olvidar que puedo superarme con la ayuda de la gracia y que siempre agradezca a Dios por mi existencia. Ilumíname para que no sucumba a las tentaciones ni me desvíe del camino que Él ha trazado para mí. Amén.

Letanías de la novena dedicada a la Virgen desatanudos

Tú que siempre estuviste entre los humildes. Ruega por nosotros, Virgen María, que ayudas a desatar los nudos de los soberbios.

Tú que fuiste la esposa y madre en tu casa de Nazaret. Ruega por nosotros, Virgen María, que ayudas a desatar los nudos que dividen a las familias.

Tú que intercediste a tu hijo para que llenara de alegría a la fiesta de Canaán. Ruega por nosotros, Virgen María, que ayudas a desatar los nudos de la desesperación y de la tristeza.

Tú que siempre diste gloria a Dios y te declaraste solo servidora del Señor. Ruega por nosotros, Virgen María, que ayudas a desatar los nudos de todas las esclavitudes.

Tú que supiste estar de pie al lado de tu hijo cuando todos lo ven y graban y despreciaban. Ruega por nosotros, Virgen María, que ayudas a desatar los nudos de la cobardía y de la infidelidad.

Tú que supiste lo que fue huir a Egipto con tu esposo y el niño. Ruega por nosotros, Virgen María, que ayudas a desatar los nudos de la lejanía de los seres queridos, el sufrimiento y el exilio.

Tú que supiste estar junto a los 12 apóstoles Esperando ser llena del Espíritu Santo en Pentecostés. Ruega por nosotros, Virgen María, que ayudas a desatar los nudos del individualismo y el pesimismo.

Finalizamos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Gracias por escuchar esta novena. Colabora con oraciones para todos y ¡suscríbete a nuestro sitio web para recibir más contenido inspirador! Comparte este artículo con tus seres queridos y deja tus comentarios. ¡Dios te bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario