La poderosa intercesión de Santa Narcisa de Jesús: el octavo día de la novena

Amados hermanos en la fe, en este día octavo de la novena en honor a Santa Narcisa de Jesús Martillo Moral violeta de noble, iniciamos nuestra oración con la señal de la santa cruz, encomendándonos a Dios para que nos libre de nuestros enemigos.

8 NOVENA A SANTA NARCISA DE JESÚS MARTILLO MORÁN OCTAVO DIA

Acto de contrición

Jesús mi señor y redentor, me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy y me pesa de todo corazón. Reconozco que he ofendido a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar y confío en tu infinita misericordia para obtener el perdón de mis culpas y alcanzar la vida eterna. Amén.

Oración preparatoria

Bienaventurada Narcisa de Jesús, tú que supiste amar a Jesucristo con un corazón tierno y generoso, que renunciaste a las riquezas para abrazarte a su cruz desde tu infancia, que profesaste una gran devoción a la Virgen María nuestra madre del cielo y dedicaste un gran ternura y cariño a los pobres y enfermos, ruega por nosotros y alcanza nuestras intenciones.

Oración del día

Señor Jesucristo, que dijiste "pidan y recibirán, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá", vengo a tus pies implorando la gracia que ansía mi corazón. Reconociendo mi indignidad, pido a tu fiel sierva, Santa Narcisa, que interceda por mí y obtenga el perdón de mis pecados y la gracia que tanto anhelo. Amén.

Rezos

A continuación, recemos tres Padres Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias.

Padre Nuestro: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María: Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria: Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Bendiciones y devociones a Santa María

Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Plegaria a Narcisa de Jesús

Escucha nuestros ruegos, Narcisa de Jesús. Que amemos a todos como tú amaste, mujer de nuestro pueblo, modelo de seglar que supiste amar a Dios en medio de este mundo. Haz que todos sigamos creciendo en santidad, amando a los pecadores y el reino de Jesús. Con Cristo compartiste el peso de la cruz, ayúdanos a seguir siempre a Jesús, Narcisa, mostrándonos tu fervor y devoción. Enséñanos tu ideal de santidad, amar a Jesucristo y cumplir su voluntad, sembrando alegría y caridad. Celestial patrona, violeta de Nobol, otorga a nuestra patria tu santa protección.

Oración final

Oh señor, que nos regalaste a Santa Narcisa de Jesús, flor auténtica de nuestra tierra ecuatoriana. Concédeme tu luz y tu fuerza para que pueda ser como ella: amar a mi tierra tropical y caliente, a mi río fecundo y cantarino, y dar mi vida por un gran ideal. Ayúdame, señor, a vivir como ella la pascua diaria de mi vida, muriendo al yo egoísta para madurar en el amor a Cristo. Por la intercesión de Santa Narcisa de Jesús, seguro de ser escuchado favorablemente. Amén. En el nombre del padre, y del hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Gracias por escuchar esta oración, si te ha gustado te invitamos a colaborar con Oraciones para Todos, suscribiéndote a nuestro sitio y compartiendo este artículo en tus redes sociales. ¡Dios los bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario