3 NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA TERCER DIA 3

Novenas a Nuestra Señora de Fátima: Tercer día de oración y reflexión

Día tercero - A los matrimonios sin hijos

Pídanle a Nuestra Señora de Fátima un pronto embarazo con una santa y sana concepción a los matrimonios sin hijos. A las embarazadas, pídanle que les cuide el bebé en el vientre materno y un parto sin problemas.

Comenzamos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Hacemos nuestro ofrecimiento para todos los días:

"Oh Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo. Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman."

O Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él es ofendido. Por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, os pido la conversión de los pobres pecadores.

Oración a la Santísima Virgen de Fátima

Santísima Virgen de Fátima, que revelaste a los tres pastorcitos un mensaje de paz y de esperanza, y nos mostraste los tesoros de gracias que podemos alcanzar a través de la recitación del Santo Rosario, de la devoción a tu Inmaculado Corazón y de la práctica de la comunión reparadora de los cinco primeros sábados, danos un sincero amor a estas devociones para que obtengamos los favores que con insistencia te pedimos. Enunciando la gracia que solicitamos, si es para mayor gloria de Dios y la salvación de nuestras almas, así sea.

Oración preparatoria

O Santísima Virgen María, Reina del Rosario y Madre de Misericordia, que te dignaste manifestar en Fátima la ternura de tu Inmaculado Corazón, trayendo los mensajes de salvación y de paz, confiados en tu misericordia maternal y agradecidos a las bondades de tu amantísimo corazón, venimos a tus plantas para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor, y concedenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente nuestro mensaje de amor y la que te pedimos en esta novena. Si ha de ser para mayor gloria de Dios, el bienestar y provecho de nuestras almas, así sea.

Oración del día correspondiente - Día tercero

Santísima Virgen María, insistentemente pedías en Fátima, mientras de tus manos vendías el Santo Rosario, rezar, rezar mucho para alcanzar la paz en el mundo, en las familias y en las almas. Y apartar por medio de la oración los males que nos acechan. Concédenos la gracia de ser fieles al cumplimiento de la gran recomendación de rezar el Rosario todos los días, para que así podamos observar plenamente los santos mandamientos, vencer las tentaciones y llegar al conocimiento y amor de Jesucristo en esta vida y la feliz unión con Él en la otra.

A continuación, rezamos tres Padres Nuestros, tres Avemarías y tres Glorias.

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

Avemaría, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Padre nuestro

Nosotros, tu reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Avemaría

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres. Y en dicho es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres. Y en dicho es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres. Y en dicho es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración final

Para todos los días: Oh Dios, cuyo origen hizo con su vida, muerte y resurrección nos mereció el premio de la salvación eterna. Os suplicamos que nos concedas se anuncia la gracia solicitada. Si desea pausar el video, continúe por el mismo. Jesucristo nuestro Señor. Amén.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Gracias por escuchar este video. Te invitamos a que te suscribas a nuestro canal, darle me gusta a este video y compartirlo. Gracias, gracias, gracias. Dios los bendiga.

Artículos relacionados

Deja un comentario