3 Milagros para Resolver tus Problemas Oración Poderosa

Oración Poderosa: 3 Milagros para Resolver tus Problemas de Forma Efectiva

No te inquietes, ora y confía en Dios

No te inquieten por nada, más bien en toda ocasión, con oración y ruego, presenta tus peticiones a Dios y dale gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará tus corazones y tus pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

Una oración para encontrar paz y solución

Por favor, busca un lugar tranquilo, relájate y escucha con mucha atención.

Señor, hoy me dirijo a ti para que me ayudes con las dificultades y problemas que atravieso actualmente.

Derrama tus bendiciones sobre mí para multiplicar el dinero, la salud y las relaciones interpersonales. Porque todo en la vida está relacionado y cuando un aspecto falta, repercute en otro.

Ilumíname para tomar las decisiones correctas y que la sabiduría se apodere de mí. Que de mi mente fluya la solución a esta difícil situación que estoy viviendo

Señor Dios todopoderoso, bendíceme y haz que el bienestar y la seguridad lleguen a mí. Líbrame de tanta escasez y pobreza. Sana mis males económicos y laborales.

Concédeme tu auxilio para que nada me falte y tu ayuda para que pueda vivir con tranquilidad. Aleja los agobios y las preocupaciones. Concédeme, padre, los medios para resolver mis problemas. Transforma mis inquietudes en seguridad y que se cumplan mis peticiones.

Conduce me por las sendas de tu justicia. Dame la paz de tu compañía y la bondad de tu infinita generosidad. Porque para ti no existen imposibles. Tú eres el único que suple nuestras necesidades.

En tus manos pongo mis esperanzas y confío en que tú me concederás lo que tanto te he pedido.

Señor mío, si por algún motivo ves que las necesidades económicas me agobian, te ruego que me abras las puertas de la prosperidad. Que las oportunidades sigan a mí y que nuevas opciones laborales se presenten. Así podré llevar el pan de cada día a la mesa de mi hogar y evitar que los míos pasen necesidades y angustias.

Por favor, permite que tenga éxito en todo lo que me proponga, si es algo bueno para mí y para mi familia, pero sobre todo, si es bueno a tus ojos.

Si ves que el porvenir me inquieta y los problemas y las dificultades me llevan al desaliento, por favor, pon a mi alcance la mejor solución. Padre poderoso, si ves que el enemigo me acecha y las envidias, las difamaciones y las malas personas me causan pérdidas y malestar que obstaculizan mi avance hacia el éxito, por favor, protégeme y líbrame de toda maldad.

Te ruego que alejes todo lo que dañe a mi negocio, perjudica mi trabajo y bienestar. También, todo aquello que no permite que lo bueno entre en mi vida y que impide que haya abundancia en nuestro hogar. Lo que me quita el sueño y el sosiego, y me genera inestabilidad.

Dios del universo, te amo y te venero. Te doy mi eterna gratitud por tu bendición diaria. ¡Gracias por estar siempre presente en mi vida!

Escuchar y Agradecer

Escúchame por todo lo que me das, ayúdame a sostenerme y enfrentar los trances de la vida. Hazme fuerte para vencer toda maldad y haz que alcance la tranquilidad. Ni angustiado corazón sería injusto no agradecerte por las hermosas bendiciones que me das día tras día. Tengo la vida, tengo un hogar y una hermosa familia, y aunque existan algunos problemas, nunca falta el techo que resguarde nuestro sueño y tampoco el pan en nuestra mesa.

Confianza y Fe

Señor, tú eres mi faro y guía, por favor, nunca me abandones y ayúdame a perseverar. Pues quien en ti espera con fe nunca se verá defraudado, y donde tú estás nunca falta nada. Señor, eres tú quien dirige en mi vida, y por eso tengo la certeza de que aunque hoy haya tristeza o ansiedad, muy pronto todo va a estar bien.

Sabiduría y Paciencia

Por favor, abrázame, reconforta me, inspira me y ayúdame a superar los problemas que hoy estoy afrontando sin rendirme ni claudicar. Dame la fe y la entereza para aceptar tus planes y por favor concédeme el don de la valentía y la paciencia para saber esperar en tu nombre y alcanzar los grandes regalos que tú tienes reservados para mí.

Amor y Misericordia

Y si alguna vez mi fuerza se diezmara y pareciera claudicar, te suplico que me rodees con tu amor, me alivies con tu presencia y me des la sabiduría necesaria para convertir las crisis en oportunidades, las pruebas en enseñanzas, y para comprender que aquello que tú tienes preparado para mi vida es mucho más grande que todo aquello que alguna vez te he pedido.

Petición a Dios

Sé que lo que me das y tengo es por tu infinito poder, es gracias a tu infinita bondad y mano generosa. Por ello, pido con humildad tu milagrosa intervención en estos problemas y necesidades que me agobian grandemente. En especial, solicito tu pronta ayuda en los siguientes (indica tu petición aquí).

Agradecimiento y Petición Final

Amado Dios, te agradezco por aliviar mis males, por siempre escuchar mis peticiones, por regalarme un día más de vida, por sanar mis heridas, por calmar mi llanto, y por todas las veces que te he fallado y tú, en tu enorme misericordia, me has perdonado. En este milagroso día, ayúdame a obrar con buenas intenciones, otórgame la gracia de ser justo, y haz que los que se acerquen a mí sientan tu presencia. Vísteme de tu bondad y permite que durante este día se refleje tu amor inmenso y misericordioso.

Bendición y Protección

Encomiendo a tu generoso amor e infinito poder mi casa y todos los que en ella estamos. Con plena confianza, pedimos tu presencia entre nosotros, que todos los días recibamos tu auxilio y protección, que no nos falte tu amor y tu ilimitada caridad, y descienda sobre nosotros tu bendición copiosa. Dios todopoderoso, que desde los cielos nos guardas, presérvanos de.

Pidiendo armonía y entendimiento

Padre celestial, en este momento de oración, te pedimos que nos envíes armonía, entendimiento y sosiego. Fortalécenos en fidelidad, entrega, cariño y comprensión. Tú, que eres nuestro proveedor, atiende nuestras necesidades y líbranos de las carencias económicas, las malas rachas, la ruina, la pobreza y la escasez. Envíanos todo lo mejor para nuestro bienestar y éxito.

Pidiendo sanidad y protección

Padre celestial, acudimos a ti como nuestro médico divino. Aleja de nosotros cualquier problema de salud física. Líbranos de enfermedades, dolores y sufrimientos. Envíanos sanidad y fortaleza corporal. Aparta de nuestro hogar cualquier engaño y trampa del enemigo. Que nunca entre la fuerza del maligno en este lugar. Seamos guardados de toda acción diabólica.

Pidiendo sabiduría y perdón

Padre celestial, reina sobre nosotros con amor y misericordia. Si caemos, levántanos. Perdónanos si nos equivocamos. Envíanos luz y sabiduría, piedad y perdón. Ayúdanos a reconocer nuestras faltas y corregir los errores. Danos el discernimiento para elegir siempre lo bueno y rechazar lo malo.

Pidiendo la bendición divina

Padre celestial, te pedimos que tu bendición permanezca siempre sobre este lugar y sobre todos los que en él habitan. Que tus milagros siempre sucedan en nuestras vidas. Amén.

Si esta oración te ha sido de ayuda, ¡compártela! Recuerda que la paz y el bienestar espiritual están al alcance de todos.

Artículos relacionados

Deja un comentario