3 días a Jesús María y José oración milagrosa para pedir ayuda en las necesidades y problemas fami

La Oración Milagrosa a Jesús, María y José para Solucionar los Problemas Familiares

Oración milagrosa para pedir ayuda en las necesidades y problemas familiares

Jesús, María y José, gloriosa Sagrada Familia, siempre obedientes y fieles a las leyes del Señor, de corazones perfectos y virtuosos, colmados de amor que nos cuida. JCE, amorosamente para que no suframos, y sois la grandísima esperanza de las familias afligidas. A vosotros que siempre nos dais refugio seguro cuando buscamos bienestar, paz y amor en el hogar, y nos protege JCE en las dificultades y necesidades. Os rogamos que con presteza regaléis vuestros favores. Yo os ofrezco mi pobre y sencillo corazón y os pido que seáis compasivos y nos deis vuestra bendición. Pedir por todos los que nos encontramos desolados y no podemos salir solos de los problemas que nos afligen. Que vuestra unión, vuestra perseverancia, vuestro dulce y entregado amor filial nos guíe e ilumine para que sepamos actuar correctamente y vuestra muy eficaz intercesión celestial sea el auxilio que nos ayude a conseguir que nuestra familia sea un fiel reflejo de la vuestra, donde reine el amor, la comprensión y el entendimiento divino.

Jesús, hijo de Dios vivo, modelo de obediencia, que te hiciste hombre y sufriste la más cruel pasión para demostrarnos lo mucho que nos amabas, ayúdanos a mantener la unión, el cariño y la armonía. Que aprendamos de tu amor de hijo a ser mejores personas y avanzar rectamente, pese a la dureza de la vida. Danos tu auxilio para solucionar lo que tanto nos preocupa. A continuación, decir los problemas y pedir lo que se quiere obtener. Gracias te damos Jesús por escucharnos y atendernos, gracias por estar a nuestro lado cuando te necesitamos, gracias por todo lo que haces por nosotros. Así se hace Padre Nuestro: "Que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal, amén". Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos, amén.

Dulce Virgen María, modelo perfecto de amor materno, cuida y protege a cada miembro de esta familia. Danos cobijo entre tus amorosas manos. Sosténos, madre poderosa, en nuestras debilidades y dános ánimo para no rendirnos en las adversidades. Preservános de todo lo que sea dañino y acerca a nosotros todo lo bueno y gratificante. Que tu entrega y ejemplo nos sirva para amarnos sin reservas, sin egoísmos, infidelidades, tensiones ni discordias. Y nos enseñe a ser humildes, pacientes, entregados y respetuosos. Oh madre muy amada y adorada, sé tú nuestra medianera en las dificultades, en los problemas que se nos presentan cada día. En especial, te ruego nos concedas tu ayuda para lo siguiente:

A continuación, pedir con esperanza.

Gracias Madre Santísima por tu amor y protección

Te damos gracias, Madre Santísima, por darnos tu amor y por estar siempre a nuestro lado cuando te necesitamos. Agradecemos por todo lo que haces por nosotros. Tú eres un ejemplo de virtud y devoción. Gracias por tu intercesión constante.

Rezando el Ave María

El Ave María es una hermosa oración que nos conecta con nuestra fe y nos recuerda el amor de Dios. Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor está contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

San José, modelo de amor paternal

San José es un modelo perfecto de amor paternal, lleno de virtudes y entrega desinteresada. Él nos enseña a ser fuertes y perseverantes, especialmente en momentos de crisis y dificultad. San José, danos fortaleza y perseverancia para seguir tu ejemplo de fe y amor incondicional.

Pidiendo a San José por nuestras necesidades

San José, te pedimos que nos acompañes y seas nuestro protector en las tristezas, preocupaciones y enfermedades. Ayúdanos a superar los obstáculos en nuestro trabajo y en nuestras luchas diarias. Gracias por escucharnos y por tu intercesión.

Padre Nuestro, la oración que nos enseñó Jesús

El Padre Nuestro es una oración poderosa que nos fue enseñada por Jesús mismo. Recitémosla con fe y devoción. Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

La Sagrada Familia de Jesús, María y José

Oremos a la Sagrada Familia para que nos asista y mejore nuestras vidas. Que encontremos en nuestro propio hogar la felicidad y la paz. Que aprendamos a dar y a perdonar, siguiendo el ejemplo de Jesús, María y José. Amén.

Finalizando con gratitud y devoción

En nuestra vida de fe, debemos cultivar la gratitud y la devoción hacia Dios y los santos. Cada oración y cada rezo nos acercan más a nuestra espiritualidad. Que estos momentos de conexión con lo divino nos fortalezcan y nos guíen en nuestro camino. Recuerda siempre que Dios está siempre a tu lado, escuchándote y amándote.

Rezo y oración a la familia de Jesús

Para aquellos momentos difíciles y urgentes en los que necesitamos la ayuda divina, podemos recurrir al poderoso rezo a la familia de Jesús. Este rezo puede ser realizado durante tres días consecutivos o nueve, si la petición es muy difícil y urgente.

Te recuerdo que debajo, en la descripción, encontrarás esta poderosa oración a la familia de Jesús para que puedas repetirla y orar junto a mí cuántas veces necesites.

Si te ha gustado este artículo, si te ha sido de ayuda, por favor, deja tu apoyo y compártelo con tus familiares o amigos que puedan estar pasando por problemas en la familia. También te invito a suscribirte para recibir cada día una oración poderosa y difundir la palabra.

La fe en momentos difíciles

La fe es una herramienta poderosa que nos sostiene en los momentos difíciles de nuestra vida. Nos fortalece y nos ayuda a seguir adelante, confiando en que Dios está a nuestro lado.

El poder de la oración

La oración es nuestra forma de comunicarnos con Dios. A través de la oración, podemos expresar nuestras necesidades, agradecer por las bendiciones recibidas y pedir su ayuda en momentos de dificultad.

El rezo a la familia de Jesús

El rezo a la familia de Jesús es una forma especial de oración en la que nos acercamos a la Sagrada Familia para pedir su intercesión. Podemos rezar a Jesús, María y José, confiando en que su amor y poder divino nos asistirán en nuestras dificultades familiares.

La importancia de la constancia

Realizar este rezo durante tres días consecutivos, o nueve como una novena cuando la petición sea especialmente difícil y urgente, nos ayuda a ser constantes en nuestra fe y a confiar en que Dios escucha nuestras palabras y atiende nuestras peticiones.

Recuerda que la fe y la oración van de la mano. Mantén tu fe en momentos difíciles y confía en que Dios está a tu lado, dispuesto a escuchar tus oraciones y brindarte su ayuda.

Artículos relacionados

Deja un comentario