2 Novena poderosa a San Benito para alejar enemigos necesidades y recibir protección divina DIA 2

La poderosa Novena a San Benito: Protección divina y alejamiento de enemigos

En este artículo te presentamos la segunda parte de la novena a San Benito, un santo poderoso que puede ayudarnos a alejar enemigos, resolver nuestras necesidades y brindarnos protección divina. ¡No te lo pierdas!

Rezo del día

Comenzamos el segundo día de la novena con la señal de la Santa Cruz, invocando la protección de Dios contra nuestros enemigos. Recordemos que la oración debe estar llena de contrición y arrepentimiento por nuestros pecados.

"Jesús, mi señor y Redentor, me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy. Me duele de todo corazón haber ofendido a un Dios tan bueno. Me comprometo firmemente a no volver a pecar y confío en tu infinita misericordia para obtener el perdón de mis culpas y la vida eterna. Amén."

Oración preparatoria

Antes de continuar con la novena, saludemos con filial afecto a San Benito, glorioso padre y obrador de maravillas, cooperador de Cristo en la obra de salvación de las almas. Supliquemos su protección especial para nosotros, sus devotos, y le pidamos que aleje de nosotros las acechanzas del enemigo en la hora suprema de nuestras vidas. Ofrezcamos también nuestras intenciones personales en esta oración.

Segundo día: La humildad y amor de Dios

En este segundo día de la novena, reflexionemos sobre dos virtudes clave en la vida de San Benito: la humildad y el amor de Dios. San Benito supo despreciar las alabanzas de los hombres y entregar completamente su corazón a Dios. Pidamos su intercesión para alcanzar la humildad y el amor de Dios en nuestras vidas.

Rezo del día

Recemos tres avemarías y hagamos la oración final.

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oración final

Oremos una vez más a San Benito, reconociendo su poder ante Dios y la multitud de prodigios y favores que nos brinda por medio de su medalla protectora. Supliquemos su intercesión no solo por nosotros, sino por todos aquellos que acuden a él con devoción.

"Oh glorioso San Benito, padre piadoso desde el cielo, reconoce nuestro fervor como tus devotos. Tu gran poder ante Dios se hace evidente hoy más que nunca. Ruega por todos los que acudimos a ti."

Alcánzanos del Señor todas las gracias necesarias

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Roguemos por nosotros a San Benito

Ruega por nosotros, San Benito. Ayúdanos a conseguir todo lo que pedimos en esta novena. Amén.

Conclusión de la novena

A continuación concluimos la novena rezando tres padres nuestros, tres avemarías y tres glorias. Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios te salve María, llena eres de Gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Gracias por escuchar esta oración. Si te ha gustado, te invitamos a colaborar con oraciones para todos suscribiéndote a nuestro canal, compartiendo este artículo y escribiendo tus intenciones en los comentarios. ¡Dios los bendiga!

Artículos relacionados

Deja un comentario